María Elena Walsh

 

 

   
 

 

 
 

 

 

 
 

 

 
 

Aprender Guitarra

 

Escuela de Música

 

Los ejecutivos

Los hermafroditas

Los marineros de España

Madrigal blanco

Magoya

Manubrio azul

Manuelita la tortuga

Marcha de Osías

Marcha del Rey Bombo

Martín el Pescador y el Delfín Domador

Mediodía

Milonga de las invasiones

Milonga del hornero

Miranda y Mirón

Mis ganas

Nada más

Necrológica

No mires fotografías

Oración a la justicia

Orquesta de señoritas

Paisaje de elegía

Palomas de la ciudad

Para los demás

Paraísos

Plegaria desvelada

Postal de guerra

Queda tan lejos

¿Quién?

Réquiem de madre

Sábana y mantel

Sapo Fierro

Serenata para la tierra de uno

Si se muere la zamba

Sin señal de adiós

Sonríe: El Diablo te ama

Soy jardinero

Taximetrero

Tema del angelito

The kana

Tralalá de Nochebuena

Trínguiti Tránguiti

Twist del Mono Liso

Vals del diccionario

Vals municipal

Vidalita de los Reyes

Vidalita porteña

Viento sur

Zamba de los días

Zamba del niñito

Zamba para Pepe

 

 

 

 

 

 

 

María Elena Walsh (1930 - 2011)

Todas las canciones

 

Célebre por su literatura infantil, creó personajes conmovedores, como Manuelita la Tortuga, que inspiró la película “Manuelita” (1999), dirigida por Manuel García Ferré. Sus temas fueron musicalizados por personalidades como Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat y trascendieron las fronteras argentinas.

 

María Elena Walsh nació en el barrio de Ramos Mejía, en Buenos Aires, el 1º de febrero de 1930. Falleció a los 80 años el 10 de enero de 2011 en la misma ciudad.


Su papá era un ferroviario inglés que tocaba el piano y cantaba canciones de su tierra; su madre era una argentina descendiente de andaluces y amante de la naturaleza.


Fue criada en un gran caserón, con patios, gallinero, rosales, gatos, limoneros, naranjos y una higuera. En ese ambiente emanaba mayor libertad respecto de la tradicional educación de clase media de la época. Tímida y rebelde, leía mucho de adolescente y publicó su primer poema a los 15 años en la revista “El Hogar”. Poco después escribió en el diario “La Nación”.


Un año antes de finalizar sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes publicó su primer libro (en 1947), “Otoño imperdonable”, que recibió el segundo premio Municipal de Poesía y fue alabado por la crítica y por los más importantes escritores hispanoamericanos. A partir de allí su vida dio un vuelco: empezó a frecuentar círculos literarios y universitarios y escribía ensayos. En el año 1949 viajó a Estados Unidos, invitada por Juan Ramón Jiménez.

 

En los años ’50 publicó “Baladas con Angel” y se autoexilió en París, junto con Leda Valladares. Ambas formaron el dúo “Leda y María”: actuaron en varias ciudades como intérpretes de música folclórica, recibieron premios, el aplauso del público y grabaron el disco “Le Chant du Monde”. Por esa época comenzó a escribir versos para niños. Sus canciones y textos infantiles trascendieron lo didáctico y lo tradicional: generación tras generación sus temas son cantados por miles de niños argentinos.


Realizó además recitales unipersonales para adultos. En 1962 estrenó en el Teatro San Martín “Canciones para mirar”, que luego grabó con CBS. Al año siguiente estrenó “Doña Disparate y Bambuco”, representada muchas temporadas en Argentina, América y Europa. En los años ‘60 publicó, entre otros, los libros “El reino del revés”, "Cuentos de Gulubú", “Hecho a mano” y “Juguemos en el mundo”. En los ’70 volvió al país y en  1971 María Herminia Avellaneda la dirigió en el filme “Juguemos en el Mundo”. También escribió guiones para televisión y los libros “Tutú Maramba”, "Canciones para mirar", “Zoo Loco”, “Dailan Kifki” y “Novios de Antaño”.

 

En 1985 fue nombrada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y, en 1990, Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba y Personalidad Ilustre de la Provincia de Buenos Aires. En 1994 apareció la recopilación completa de sus canciones para niños y adultos y, en 1997, “Manuelita ¿dónde vas?”.


María Elena Walsh es un verdadero juglar de nuestros tiempos, cuando recita y canta sus versos, pero también, cuando denuncia subliminalmente diversas cuestiones sociales. Toda su rebeldía, su desencanto, su oposición, su amor a la naturaleza y a los niños han quedado reflejados en numerosos poemas, novelas, cuentos, canciones, ensayos y artículos periodísticos.

 

 

 

 

 

 

Para despertar/para vestirse

 

 

 

 

 

 
 

 

 
 

 Dibujos para Colorear

 
 

 

 
 

 

 
 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

Bebés Lectores

Guía para Padres

Curso de Canto

Inicio

 

A ver

Al divino botón

Alba de olvido 

Angelito

Angelito mexicano 

Aria del Salón Blanco

Así es

 

Aumentar la inteligencia de tu Hijo

 

Baguala de Juan Poquito

Balada de adolescencia 

Balada de Cómodus Viscach

Balada de Hormigón Armado

Balada de Julián Cardoso

Balada de la mariposa

Balada del bebenauta

Balada del desertor

Balada del ventarrón 

Barco quieto

Calles de París

Campana de palo

Canción de bañar la Luna o [Japonesa]

Canción de caminantes

Canción de costurera

Canción de cuna para un gobernante

Canción de cuna perruna

Canción de la lavandera

Canción de la monja en bicicleta

Canción de la vacuna

Canción de las manzanitas

Canción de prisionera

Canción de títeres

Canción de Titina

Canción de tomar el té

Canción del correo

Canción del estornudo

Canción del jacarandá 

Canción del jardinero

Canción del pescador

Canción del último tranvía

Canción dibujada

Canción neurótica

Canción para comer puré

Canción para vestirse

Canción robada

Canción tonta

Cantar canciones

Chacarera de los gatos

Chamarrita de Colonia 

Codo enyesado

Como la cigarra

 

Cómo Pintar Flores

 

Curso de Guitarra ElecT

 

Técnicas Fotográficas

 

Cómo Pintar con Óleo

 

Coplas de Navidad 

Cosas

De mis tiempos 

Dejen vivir

Desastres

Diablo, ¿estás?

Dienteflojo

Don dolón dolón o [La señora Noche]

Don Enrique del Meñique

Don Fresquete

Doña Disparate

Dónde están los poetas 

Educación sexual 

El 45

El adivinador

El árbol de guitarras

El buen modo

El charango

El cisne que ladra

El diablo inglés

El gato Confite

El juglar

El mono moto loco

El país de la geometría

El pañuelito

El pastel de pajaritos

El perro loquito

El pez tejedor

El Reino del Revés

El señor Juan Sebastián

El señor Otoño

El señor Ravel

El show del perro salchicha

El Sol no tiene bolsillos

El valle y el volcán 

El vendedor de sueños

El viejo varieté

En el país de Nomeacuerdo

Endecha española

Estaciones

Eva

Fideos finos

Gilito del Barrio Norte

Historia de una Princesa, su papá y el Príncipe Kinoto Fukasuka

Juancito Volador

La bruja

La Calle del Gato que Pesca

La canción de la sirena 

La ciudad de Brujas

La clara fuente 

La escuela de ratones

La familia polillal

La feminista

La Juana

La mona Jacinta

La oportunidad

La paciencia pobrecita 

La Pájara Pinta

La Plapla

La ratita Ofelia

La Reina Batata

La sirena y el capitán

La vaca estudiosa

Lancero de bengala

Las aguasvivas

Las estatuas

Lengua filosa

Londres

Los amigos

Los castillos

 

 

 
   

 

 

María Elena Walsh

 

 

 

godaddy analytics